El arrendador tiene la obligación de depositar la fianza de alquiler en la Comunidad Valenciana. Se trata de una obligación cuyo incumplimiento conlleva sanciones para el arrendador y perjuicios para el inquilino, como la imposibilidad de deducción.

La obligación del arrendador de depositar la fianza en los órganos de la correspondiente comunidad autónoma (CCAA) comienza a gestarse en la Disposición Adicional Tercera de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) al indicar que las CCAA podrán regular lo que consideren oportuno en esta materia.

En la Comunidad Valenciana esta obligación de ingreso de la fianza ha sido regulada a través de varias normas, y actualmente lo es través del Decreto 333/1995 y de la Ley 8/2004.

Obligación de depositar la fianza

El artículo 19.1 de la Ley 8/2004 establece que habrá que exigir la fianza al inquilino cuando se firme un contrato de arrendamiento de un inmueble establecido en la Comunidad Valenciana. Esta fianza, a tenor de lo establecido en el art. 36 LAU, será de una mensualidad de renta cuando el contrato sea de vivienda habitual, y de dos mensualidades cuando el contrato sea de otro tipo.

El importe de la fianza deberá depositarlo en metálico el arrendador en CajaMar, CaixaBank, IberCaja, Bankia o Sabadell/Cam. Junto con el importe de la fianza, el arrendador deberá presentar la siguiente documentación:

  • Copia del contrato de arrendamiento
  • Copia del recibo del IBI del inmueble arrendado (es necesario que se encuentre abonada la anualidad en vigor).
  • Modelo 806 cumplimentado.

Y una vez que se haya depositado el importe, deberá enviarse (o llevar presencialmente) la documentación que la entidad colaboradora haya devuelto al arrendador a las siguientes direcciones:

  • Registro de la Dirección Territorial de Hacienda (Valencia)

C/ Gregorio Gea, 14

46009 Valencia

  • Registro General de la Consellería de Hacienda

C/ Palau, 12

46003 Valencia

  • Registro de la Dirección Territorial de Hacienda (Castellón)

Pl. Tetuán, 38-39

12001 Castellón de la Plana

  • Registro de la Dirección Territorial de Hacienda (Alicante)

C/ Churruca, 25

03003

En el caso de que solo exista un arrendador y un arrendatario habrá que cumplimentar este modelo 806, pero en el caso en que haya más de un arrendador o más de un inquilino habrá que rellenar este otro modelo 806. En ambos casos se pueden seguir estas instrucciones para la cumplimentación del modelo 806. Una vez terminado se podrá presentar online o en los lugares indicados.

El plazo para depositar la fianza en estos organismos será de 15 días (artículo 4º Del Decreto 333/1995) desde que se celebró el contrato de arrendamiento (o desde que se produjo la ocupación del inmueble si ésta fue anterior a la fecha de celebración del contrato). Sin embargo, este plazo se alargará 15 días más (un total de 30 días desde la celebración del contrato de arrendamiento) cuando el inmueble esté en una localidad en la que no existá ninguna entidad colaboradora de la Generalitat en la gestión de depósito de las fianzas (CajaMar, CaixaBank, IberCaja, Bankia, Sabadell/Cam).

Actualización de la fianza

Para los contratos posteriores al 6 de Junio de 2013, durante los 3 primeros años de duración del contrato la fianza no se actualizará. A partir de ese momento, cada vez que se prorrogue el contrato, el arrendador podrá exigir que la fianza sea incrementada, o el arrendatario que disminuya, hasta hacerse igual a una o dos mensualidades de la renta (según los casos). Así lo indica el artículo 36.2 LAU.

Devolución de la fianza

Para tener derecho a la devolución de la fianza el contrato de arrendamiento debe estar finalizado.

El arrendador debe solicitar la devolución de la fianza depositada (y en su caso actualizada) en la misma entidad financiera en la que la depositó. En dicha entidad el arrendador debe presentar la siguiente documentación:

  • Copia de su DNI.
  • Justificante del ingreso de la fianza.
  • Copia del contrato de arrendamiento.
  • Copia del documento que acredita la finalización del contrato.

Infracciones y sanciones en caso de no ingresar la fianza

En el caso de que la fianza se deposite voluntariamente (sin que sea la administración la que exija que se deposite la fianza) después de los 15 días preceptivos, el arrendador tendrá que pagar un recargo, que será distinto en función al momento en que haga el depósito, tal y como nos lo expone el artículo 22 de la Ley 8/2004. Así, según el momento de depósito tendremos los siguientes recargos:

  • La fianza se deposita en los 3 meses siguientes a la finalización del plazo de 15 días: recargo del 5%.
  • La fianza se deposita entre el mes 3 y el mes 6 siguientes a la finalización del plazo de 15 días: recargo del 10%.
  • La fianza se deposita entre el mes 6 y el mes 12 siguientes a la finalización del plazo de 15 días: recargo del 15%.
  • La fianza se deposita pasados más de 12 meses siguientes a la finalización del plazo de 15 días: recargo del 20% más intereses de demora.

En los casos en que sea la propia Administración la que requiera al arrendador para que realice el depósito de la fianza, el artículo 68.13 Ley 8/2004 establece que se trata de una infracción grave y le asocia una multa que puede ir desde los 600 euros hasta los 3000 euros.

Si crees que esta información te ha sido útil TE PIDO UN FAVOR. Puedes contribuir a que también resulte útil a tus contactos compartiéndola a través de los botones sociales 😉

No olvides que en nuestra sección Archivo Documental encontrarás multitud de contratos y modelos listos para que los utilices.