Esta semana he acudido a un juicio de desahucio por impago de alquiler del inquilino en Murcia. Afortunadamente las cosas han salido muy bien y los inquilinos han devuelto las llaves de la vivienda al arrendador. Y digo que ha salido todo bien porque el lanzamiento estaba previsto para dentro de cinco meses. Finalizado el día he podido disfrutar del centro histórico de la ciudad murciana y de su buena gastronomía.

Abogado de desahucios por impago de alquiler en Murcia

Esta semana me he desplazado hasta Murcia porque tenía previsto un juicio de desahucio por impago de alquiler del inquilino.

Los inquilinos se habían opuesto a la demanda que presenté meses atrás, por lo que todo estaba previsto para que se celebrara el juicio.

Sin embargo, la realidad es que los inquilinos debían la cantidad que les había reclamado en la demanda, por lo que ciertamente no tenían por dónde escaparse.

Así las cosas, antes de entrar al juicio, hemos llegado todas las partes a un acuerdo. En concreto se les ha perdonado a los inquilinos una parte de la deuda a cambio de que devolviesen las llaves en ese mismo instante. Los inquilinos ya habían dejado la vivienda convenientemente recogida, es decir, que iban al juicio con la predisposición de entregar las llaves.

Sin duda las negociaciones de los días previos han servido para algo.

Ciudad de la Justicia (Murcia)

 

La recompensa

Cuando las cosas salen tan bien como en el día de hoy, es mucho más fácil disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Disfrutar de un buen rato en el centro de Murcia, en este caso en compañía de mi cliente, tomando unas tapas en la Plaza de las Flores.

Por mi parte, he tomado una cocacola fresquita (me tocaba conducir de regreso) y una ensalada de ahumados y unos boquerones en vinagre buenísimos, en “La Tapa“.

Muy buena conversación con mi cliente y con uno de los camareros del local.

Ha sido todo un día primaveral en pleno mes de enero.

Plaza de las Flores (Murcia)

Y tu… ¿tienes problemas con tu inquilino?.