Esta semana he tenido un juicio de desahucio por impago de alquiler del inquilino en Madrid. En esta ocasión el inquilino se había opuesto a la demanda por medio de abogado de oficio (decía que si que había pagado la renta que se le estaba reclamando).

Las negociaciones previas

Este fue el típico caso en el que el inquilino tenía clarísimo su objetivo (vivir en la vivienda de mi cliente sin pagar nada).

Por lo tanto no pude lograr aquello que si consigo en otros casos: lograr que el inquilino desaloje la vivienda en los siguientes 45 días desde que pongo la demanda.

El inquilino termino por no cogerme las llamadas de teléfono, bloqueó whatsapp, etc., es decir, el arrendatario (inquilino) al final se negó por completo a dar la cara y se cerró en banda al dialogo.

El inquilino lo tenía claro y quería abogado de oficio, y lo consiguió. Se lo concedió la Comunidad de Madrid.

Así que supe que en esta ocasión habría juicio (sólo hay juicio si el inquilino se opone a la demanda, como así ocurrió).

Abogado de desahucios por impago de alquiler en Madrid

Así que esta semana estuve en Madrid ya que tenía previsto el juicio.

El inquilino se había opuesto a la demanda, diciendo que había pagado las rentas que yo le reclamaba en la demanda (cosa que evidentemente no era cierta). Por el simple hecho de oponerse a la demanda debía celebrarse juicio.

En esra ocasión pidió justicia gratuita. Obviamente tras el juicio pude ver que se trataba de una estrategia para dilatar el proceso y poder estar más tiempo en la vivienda.

 

Por lo tanto hubo juicio.

Juzgado de primera instancia María de Molina, 42 (Madrid)

Como era de esperar el inquilino no pudo probar el pago de las rentas que le reclamé en la demanda de desahucio, por lo que ahora estoy a la espera de recibir la Sentencia, que evidentemente dictará el desahucio del inquilino, y dará por terminado el contrato de arrendamiento en base al impago de la renta (artículo 27 de la LAU).

La recompensa

Llegué a Madrid la tarde anterior, para poder preparar el juicio con mi cliente.

Al terminar el juicio llegó la parte buena de todo esto.

Estuvimos comiendo juntos, tomamos café, y después pudimos dar un delicioso paseo por el centro de Madrid.

Sin duda pasear por el centro de Madrid es una maravila. Particularmente para mi, que vivo en Granada (aunque viajo con frecuencia por motivos de trabajo), las grandes calles y edificios de Madrid son algo magestuoso, grandísimo, … y me apasiona, me fascina.

¿Tienes algún problema de impago con tu inquilino en Madrid?.