La utilización de un local en alquiler como almacén o trastero por parte del arrendatario va a generar en el arrendador la obligación de repercutir el IVA en el arrendatario; y va a generar en el arrendatario la obligación de practicar retención en algunos de los casos en que el arrendatario realice actividad económica.

IVA

En los casos de arrendamiento de inmuebles cuyo arrendatario vaya a darle un uso de trastero o almacén, la operación estará sujeta a IVA, por lo que el arrendador tendrá que cobrar el IVA correspondiente al arrendatario.

En este caso no tiene importancia si el arrendatario realiza o no actividad comercial o profesional en el inmueble. Tiene que pagar IVA al arrendador y éste tiene que declararlo en el correspondiente modelo 303 de IVA.

Es la Ley 37/1992 del Impuesto del Valor añadido (LIVA) la que establece la obligación del arrendador de cobrar el IVA al arrendatario y de liquidarlo trimestralmente. No existe ningún artículo en la LIVA que establezca que los arrendadores de inmuebles destinados a almacén o local tiene esa obligación, sino que la obligación se deduce del análisis de varios artículos de esa Ley.

En concreto, haciendo un análisis de los artículos 4.1, 5.1 y 11 LIVA se llega a la conclusión que los arrendadores que arrienden sus inmuebles para ser destinados a almacén o trastero tendrán que repercutir el IVA en sus arrendatarios.

Esto será así tanto si el arrendador es persona física o persona jurídica. Y tanto si el arrendatario es persona física o persona jurídica.

Retención IRPF

En los casos de arrendamientos de inmuebles cuyo arrendatario vaya a darle un uso de trastero o almacén, el factor que nos dirá si el arrendatario tiene o no que practicar retención sobre la renta que paga va a ser el concepto de actividad económica.

Por lo tanto, en los casos en que el arrendatario realice actividad económica tendrá que practicar retención sobre la renta pagada (y sobre el resto de importes que tenga que pagar, excluido el IVA) y no habrá obligación de retener en los casos en que el arrendatario no realice actividad económica.

En los supuestos en que el arrendatario realice actividad económica habrá que determinar si el inmueble destinado a almacén o trastero afecta a dicha actividad económica o no. Así, por ejemplo, un autónomo podrá enfrentarse a dos situaciones diferentes:

  • Retención: tendrá que practicar retención por el alquiler del local que usa como almacén de materiales relacionados con su actividad (aunque no realice actividad comercial en ese local).
  • No retención: no tendrá que practicar retención por la renta que paga por el alquiler de un local ubicado en la costa en el que almacena elementos de ocio, tales como tablas de surf, canoas, cubos de arena o flotadores de los peques de la casa, etc., ya que ese local no afecta en nada a su actividad económica.

Así nos lo explica el artículo 76.1b del Reglamento del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (RIRPF).

Cabe mencionar que una vez que sabemos que el arrendatario del trastero/almacén está obligado a retener en función a si realiza o no actividad económica, estará exento de la obligación de retener si se encuentra en alguno de los supuestos siguientes:

  1. Cuando la renta que pague anualmente al arrendador no supere los 900 euros.
  2. Cuando el arrendador acredite documentalmente al arrendatario que se dedica a actividad clasificada en alguno de los epígrafes del grupo 861 del IAE (impuesto de actividades económicas) o en algún otro epígrafe que le permita (al arrendador) ejercer actividad de arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos. Y, además, le acredite que, aplicando las reglas para determinar la cuota establecida en los epígrafes del grupo 861 del IAE al valor catastral de los inmuebles destinados a alquiler o subarrendamiento, no ha resultado cuota cero.

Así lo expresa el artículo 75.3g RIRPF

Lo visto hasta aquí es para el caso en que el arrendador sea persona física (con independencia de que el arrendatario/inquilino) sea persona física o jurídica). En caso de que el arrendador sea persona jurídica, la retención operará del mismo modo pero hablaremos entonces de retención, no con cargo al IRPF, sino de retención sobre el Impuesto de Sociedades.

Puedes ver la consulta vinculante V3316-14 planteada para un supuesto similar.

Si quieres saber más sobre IRPF e IVA en casos de alquiler de locales o quieres saber qué conceptos debe incluir la factura, no te pierdas el post IVA y Retención IRPF en alquiler de vivienda o local.

Si crees que esta información te ha sido útil TE PIDO UN FAVOR. Puedes contribuir a que también resulte útil a tus contactos compartiéndola a través de los botones sociales 😉

No olvides que en nuestra sección Archivo Documental encontrarás multitud de contratos y modelos listos para que los utilices.