Te dejo un modelo de cláusula de suministros en contrato de alquiler (agua, luz, gas, etc) en la que el obligado a tener a su nombre los contratos de suministro es la parte arrendataria (inquilino/a). He dejado 4 opciones, en función del tipo de contrato de arrendamiento y en función de si los contratos de suministros están dados de alta o de baja al inicio del arrendamiento.

El artículo 20.3 de la ley de arrendamientos urbanos (LAU) establece que en los casos en que la vivienda reciba servicios (en este caso suministros) de forma individualizada (a través de contadores), dichos gastos serán de cuenta del inquilino. Por lo tanto, dentro de este artículo deben entenderse incluidos tanto los gastos de contratación (si aún no se ha contratado el suministro) y la baja de los mismos, así como los del propio consumo del inquilino.

Así pues, el inquilino es el responsable de afrontar estos gastos.

Lo que ocurre es que, respecto a los gastos de contratación de los suministros, muchas veces el dicho contrato ya está a nombre del arrendador, por lo que el inquilino no tiene que asumir dicho gasto.

Sin embargo el principal problema lo encontramos en la obligación de pago. Es responsable el inquilino respecto al arrendador porque así lo dice el artículo 20.3 LAU. Pero a menudo el arrendador se hace responsable de esa deuda con la suministradora (cuando él aparece como titular del contrato de suministro). Por lo que el inquilino le debe al arrendador. Y el arrendador le debe a la suministradora. Y aquí tiene todas las de perder el arrendador (al ponerse enmedio).

Tal y como mencionaba en el post “Gas, agua y luz ¿a nombre del inquilino o del arrendador?” en el que analizo en profundidad esta materia, me parece mucho más apropiado que en los contratos de arrendamiento los contratos de suministros estén a nombre de la parte arrendataria, es decir, que el arrendador no se “ponga por medio”.

En general, considero que existen más motivos a favor de esta tesis que de la contraria. Pero el motivo principal, el que más peso tiene a la hora de tomar esta decisión, es evitar una deuda elevada por parte del arrendatario/a.

Es cierto que al estar los suministros a nombre de la parte arrendataria pueden producirse situaciones tales como que al finalizar el arrendamiento, éste notifique a la suministradora que curse la baja de los contratos, con el consiguiente perjuicio para el arrendador, que tendrá que gastar dinero en cursar de nuevo el alta.

No obstante, con el modelo de cláusula de suministro que transcribo debajo lo que se pretende es minimizar los riesgos para el arrendador, de forma que la parte arrendataria se vea forzada a no realizar ese tipo de prácticas y, si las hace, que se le pueda reclamar una penalización (cosa distinta es que posteriormente se pueda llegar o no a cobrar debido a la posible insolvencia del arrendatario/a).

Por tanto, te dejo esta cláusula para cada uno de los distintos tipos de contrato de arrendamiento y para las dos situaciones que podemos encontrar en cada uno (contratos dados de baja y contratos dados de alta a nombre del arrendador), para que la añadas a tus contratos de arrendamiento.

Contrato de vivienda habitual con los contratos de suministros de baja

SUMINISTROS Y TRIBUTOS. Será de cargo y cuenta de la parte arrendataria llevar a cabo, tanto con el Ayuntamiento como con las compañías suministradoras, los respectivos contratos de suministro que requiera la vivienda, así como cursar la baja de los mismos a la finalización del arrendamiento.

En todo caso, el pago de las facturas emitidas por las suministradoras, por los consumos realizados en la vivienda desde el primer día de contrato hasta el último, serán a cargo de la parte arrendataria.

Igualmente corresponde a la parte arrendataria el pago de los recibos que correspondan a la vivienda arrendada por el servicio de recogida de basura y tratamiento de residuos urbanos.

Contrato de vivienda habitual con contratos de suministros dados de alta

SUMINISTROS Y TRIBUTOS. En el momento de la firma del presente contrato de arrendamiento, los contratos de suministro de la vivienda se encuentran a nombre de D/Dª ……………………………………………..…….

La parte arrendataria se compromete a dejar completamente gestionado el cambio de titularidad de estos contratos, a su nombre, dentro del plazo de 30 días a contar desde el inicio del contrato de arrendamiento. Será motivo de resolución de contrato y de una penalización de 1000 euros el incumplimiento de esta condición salvo que la gestión no se hubiera podido realizar por causa no imputable a la parte arrendataria. Y todo ello independientemente de la indemnización que la parte arrendataria deba pagar a la arrendadora por los perjuicios ocasionados por tal incumplimiento contractual.

Con la firma del presente contrato de arrendamiento la parte arrendataria manifiesta su consentimiento a que, en el momento que la parte arrendadora lo solicite, se realice por la suministradora un cambio de titularidad a favor de quién la arrendadora designe. Si a pesar de lo establecido en esta cláusula, aún así fuese necesaria la participación de la parte arrendataria para gestionar el cambio de titularidad, si ésta no colabora en todo lo que sea necesario para esta gestión, se establece una penalización de 1000 euros.

En todo caso, el pago de las facturas emitidas por las suministradoras, por los consumos realizados en la vivienda desde el primer día de contrato hasta el último, serán a cargo de la parte arrendataria.

Igualmente corresponde a la parte arrendataria el pago de los recibos que correspondan a la vivienda arrendada por el servicio de recogida de basura y tratamiento de residuos urbanos.

Contrato de temporada con los contratos de suministros de baja

Se trata sin duda de la opción menos habitual. Por lo general, cuando una vivienda se alquila por temporada, es frecuente que los suministros se encuentren dados de alta, para evitar el gasto que supondría dar de baja los contratos y cursar de nuevo las latas cuando se alquile de nuevo, ya que se da por hecho que se alquilará de forma rápida (en el caso de los contratos de estudiantes, por ejemplo).

SUMINISTROS Y TRIBUTOS. Será de cargo y cuenta de la parte arrendataria llevar a cabo, tanto con el Ayuntamiento como con las compañías suministradoras, los respectivos contratos de suministro que requiera la vivienda, así como cursar la baja de los mismos a la finalización del arrendamiento.

En todo caso, el pago de las facturas emitidas por las suministradoras, por los consumos realizados en la vivienda desde el primer día de contrato hasta el último, serán a cargo de la parte arrendataria.

Igualmente corresponde a la parte arrendataria el pago de los recibos que correspondan a la vivienda arrendada por el servicio de recogida de basura y tratamiento de residuos urbanos.

Contrato de temporada con los contratos de suministros dados de alta

SUMINISTROS Y TRIBUTOS. En el momento de la firma del presente contrato de arrendamiento, los contratos de suministro de la vivienda se encuentran a nombre de …………………………………………………..…….

La parte arrendataria se compromete a dejar completamente gestionado el cambio de titularidad de estos contratos, a su nombre, dentro del plazo de 30 días a contar desde el inicio del contrato de arrendamiento. Será motivo de resolución de contrato y de una penalización de 1000 euros el incumplimiento de esta condición salvo que la gestión no se hubiera podido realizar por causa no imputable a la parte arrendataria. Y todo ello independientemente de la indemnización que la parte arrendataria deba pagar a la arrendadora por los perjuicios ocasionados por tal incumplimiento contractual.

Con la firma del presente contrato de arrendamiento la parte arrendataria manifiesta su consentimiento a que, en el momento que la parte arrendadora lo solicite, se realice por la suministradora un cambio de titularidad a favor de quién la arrendadora designe. Si a pesar de lo establecido en esta cláusula, aún así fuese necesaria la participación de la parte arrendataria para gestionar el cambio de titularidad, si ésta no colabora en todo lo que sea necesario para esta gestión, se establece una penalización de 1000 euros.

En todo caso, el pago de las facturas emitidas por las suministradoras, por los consumos realizados en la vivienda desde el primer día de contrato hasta el último, serán a cargo de la parte arrendataria.

Igualmente corresponde a la parte arrendataria el pago de los recibos que correspondan a la vivienda arrendada por el servicio de recogida de basura y tratamiento de residuos urbanos.

Si crees que esta información te ha sido útil TE PIDO UN FAVOR. Puedes contribuir a que también resulte útil a tus contactos compartiéndola a través de los botones sociales 😉

No olvides que en nuestra sección Archivo Documental encontrarás multitud de contratos y modelos listos para que los utilices.