Te dejo enlace a un modelo de contrato de alquiler de vivienda turística o vacacional, si bien tienes que tener en cuenta que puedes que el contrato que necesites esté sometido a la ley de arrendamientos urbanos o al código civil, según cada caso concreto y cada comunidad autónoma.

Ya he escrito en varias ocasiones sobre la situación actual de las viviendas turístico vacacionales en las distintas comunidades autónomas (CCAA) españolas.

Si quieres entender la situación actual en esta materia te invito a echar un vistazo a mi artículo Regulación del alquiler de viviendas de uso turístico o vacacional.

A día de hoy, las partes que alquilan/ceden una vivienda para que quien la acepta lo haga con fines turísticos o vacacionales, tienen (deberían) que firmar un contrato de arrendamiento.

Lo que ocurre es que según la situación en la que nos encontremos habrá que firmar un tipo u otro de contrato de arrendamiento o, para ser más exactos, será una relación sometida a la ley de arrendamientos urbanos (LAU) o al código civil (CC) , según cada caso.

Se trata de una cuestión más teórica que otra cosa, ya que ambos contratos son bastante similares, pero conviene tener las ideas claras para saber qué hay que firmar, qué derechos se conceden a cada parte, etc.

Así, las posibilidades son dos:

  • Contrato de arrendamiento de temporada de la LAU: las partes tendrán que firmar un contrato de arrendamiento de uso distinto al de vivienda, también conocido como contrato de temporada, cuando se den alguna de las dos siguientes situaciones: 1.- cuando en la CCAA en la que se encuentra la vivienda no haya normativa que regule las cesiones de las viviendas turísticas; 2.- cuando no se den todos y cada uno de los requisitos establecidos en el artículo 5e LAU. Este tipo de contrato se establece en el artículo 3 LAU. Te dejo en este enlace un modelo de contrato de arrendamiento de vivienda turística o vacacional en base a la LAU.
  • Contrato de arrendamiento en base al código civil: cuando se dan todos y cada uno de los requisitos establecidos en el artículo 5e LAU., las partes tendrán que firmar un contrato de arrendamiento sometido al código civil, pues el artículo 5e LAU excluye expresamente la aplicación de la LAU cuando se den todos esos requisitos, por lo que no podrá acudirse al contrato de temporada regulado por la LAU. Y al excluirse la aplicación de la LAU tenemos únicamente la opción de acudir al código civil como derecho supletorio. Te dejo enlace a un modelo de contrato de arrendamiento de vivienda turística o vacacional en base al código civil.

Ambos contratos son muy parecidos, ya que ambos se basan en la libre voluntad de las partes. Esto quiere decir que la ley apenas impone condiciones a las partes a la hora de elaborar el contrato, por lo que debes saber que en los dos modelos todas las cláusulas son susceptibles de ser modificadas por las partes en función a sus intereses.

La principal diferencia estribará en que en el contrato sometido a la LAU el usuario debe prestar fianza de dos mensualidades de renta, en tanto que en el contrato sometido al código civil no hay obligación de prestar fianza, aunque si las partes quieren (o si la norma turística de la CCAA) obligare a ello, puede establecerse fianza.

En el caso de que exista normativa propia de la CCAA en materia de vivienda turística o vacacional, habrá que estar pendientes de si la normativa exige algún requisito que incorporar al contrato de arrendamiento.

Eduardo Fernández-Fígares Estévez Eduardo Fernández-Fígares Estévez (398 Posts)

Eduardo es el principal artífice y autor del blog Abogados Para Todos, en el que divulga conocimientos, experiencias y normativa en materia de arrendamientos urbanos.