La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) hace mención en el artículo 27 a las causas o motivos para desahucio del inquilino de una vivienda habitual. Este artículo dice que se podrá terminar el contrato de arrendamiento por una serie de motivos, tal y como te expongo continuación. Para el caso de locales, es el artículo 35 LAU quien se encarga de su regulación.

Voy a exponer en este post cuáles son las diferentes causas o motivos para desahucio del inquilino o arrendatario, tanto de vivienda como de local, así como la normativa en la que se establecen dichas causas.

El artículo 27 LAU recoge dos grandes causas, en el caso de viviendas. El artículo 27.1 recoge una causa general y en el 27.2 recoge una serie de causas en particular entre las que se encuentra el incumplimiento de las obligaciones económicas del inquilino.

Motivos para desahucio del inquilino en general (vivienda):

Dice el artículo 27.1 que si cualquiera de las partes incumple sus obligaciones podrá, quien si las cumplió, solicitar una de las siguientes alternativas:

  • Solicitar el cumplimiento de la obligación que se ha dejado de cumplir.
  • Solicitar que se de por finalizado el contrato de arrendamiento.

Además, en los dos casos se podrá solicitar una indemnización por los daños sufridos, según nos indica el artículo 1124 del Código Civil.

Causas para desahucio del inquilino en particular (vivienda):

Por su parte, el artículo 27.2 LAU señala que se podrá solicitar la finalización del contrato de arrendamiento en los siguientes supuestos:

  • Impago de la renta
  • Impago de cualquier otra cantidad a la que se hubiera obligado el inquilino a pagar voluntariamente o que le corresponda pagar por ley, tales como el desahucio por impago del IBI, desahucio por impago de suministros, etc.
  • Impago de la fianza, así como de las sucesivas actualizaciones de fianza que se pudieran producir a lo largo del contrato.
  • El subarriendo o la cesión por parte del inquilino sin existir consentimiento del arrendador.
  • La producción de daños realizados dolosamente (con intención de causar daño) en el inmueble.
  • La realización de obras sin mediar el consentimiento del arrendador, siempre y cuando el consentimiento fuese necesario para ese tipo de obras por ley o por contrato.
  • La realización de actividades molestas, nocivas, insalubres, peligrosas o ilícitas.
  • Cuando la vivienda deje de estar destinada de forma primordial (principalmente) a ser la vivienda permanente del inquilino.
  • Cuando el inquilino esté en la vivienda sin título (sin contrato u otro documento) que le autorice a habitarla (esta figura se llama desahucio por precario). Esta causa no se menciona en el artículo 27, pero si en el 250.1.2° de la Ley de Enjuiciamiento Civil. También se podrá pedir el desahucio si el contrato ha terminado y el inquilino no abandona la vivienda.

Por tanto, por todos los motivos señalados en el artículo 27.1 y 27.2 LAU podrá el arrendador solicitar al Estado el auxilio de la justicia primero para dar por terminado el contrato (en los casos en que aún esté en vigor) y segundo para solicitar el desahucio del inquilino.

Además, si la causa de desahucio es la falta de pago de alguna cantidad de dinero, se podrá pedir, en la misma demanda, que el inquilino sea condenado al pago de la cantidad adeudada.

Locales comerciales

En el caso de los locales comerciales, es el artículo 35 LAU el que establece las causas para desalojar al arrendatario. En concreto, este artículo 35 establece que se podrá desalojar al arrendatario en los siguientes casos:

  • Impago de la renta
  • Impago de cualquier otra cantidad a la que se hubiera obligado el inquilino a pagar voluntariamente o que le corresponda pagar por ley, tales como el desahucio por impago del IBI, desahucio por impago de suministros, etc.
  • Impago de la fianza, así como de las sucesivas actualizaciones de fianza que se pudieran producir a lo largo del contrato.
  • La producción de daños realizados dolosamente (con intención de causar daño) en el inmueble.
  • La realización de actividades molestas, nocivas, insalubres, peligrosas o ilícitas.
  • La cesión o subarriendo del local incumpliendo lo establecido en el artículo 32 LAU.

Y tu… ¿te encuentras en alguna de estas situaciones?.