Análisis de las normas en las que se establecen las retenciones para el alquiler en 2016 en inmuebles que no sean destinados a vivienda (principalmente locales) que serán del 19% tanto si el arrendador es persona física como si es persona jurídica.

Para el ejercicio 2016 las retenciones que tienen que practicar los arrendatarios de locales, despachos, oficinas, naves, etc., a sus arrendadores será del 19%, tanto si el arrendador es persona física como si es persona jurídica.

Arrendador persona física

La retención del 19% en los casos en que el arrendador sea persona física se desprende del artículo 101.8 LIRPF, que establece lo siguiente:

“El porcentaje de retención e ingreso a cuenta sobre los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos, cualquiera que sea su calificación, será del 19%. Este porcentaje se reducirá a la mitad cuando el inmueble esté situado en Ceuta o Melilla en los términos previstos en el artículo 68.4 de esta Ley”

Esto es así desde el año 2012. Lo que ocurre es que esta norma general del 19% se modificó para 2014, ya que la retención fue del 21%.

Posteriormente dicha norma general se modificó en dos ocasiones en 2015 (así lo estableció la Disposición Adicional 31.3d LIRPF), estableciendo para ese año las siguientes retenciones:

  • 20% hasta el 12 de Julio de 2015-12-31.
  • 19,50% a partir del 12 de Julio de 2015 (hasta final de año).

Pues bien, una vez finalizado el ejercicio 2015 la Disposición Adicional 31.3d pierde su vigencia por acabar el año y, al no haber ninguna otra norma que modifique lo dispuesto en la norma general (artículo 101.8 LIRPF = retención del 19%), pues esta será la que se aplique durante 2016. Es decir, el 19% de retención.

El artículo 100 del Reglamento del impuesto (RIRPF) viene a ratificar ese porcentaje del 19% de retención y, añade, dicha retención se practicará sobre todos los conceptos que pague el arrendatario al arrendador, excepto el IVA. Esto incluye recibos de agua, luz, y cualquier otro gasto que pague el arrendatario al arrendador.

En los casos en que se alquila una vivienda el inquilino no tiene que practicar retención alguna, ni tampoco pagar IVA (siempre que sea para habitarla. Si es para trabajar en ella si tendrá que practicar retención y pagar IVA).

El obligado a practicar la retención en los locales, naves, oficinas, despachos, etc., es el arrendatario, que debe ingresar trimestralmente las retenciones en hacienda a nombre del arrendador.

Si quieres conocer al detalle todo acerca del pago de la retención, qué arrendatarios están obligados a practicarla, qué casos especiales hay, etc., te invito a leer mi post IVA y retención IRPF en alquiler de local y vivienda.

Arrendador persona jurídica

Cuando el arrendador esté sujeto, no al IRPF, sino al impuesto de sociedades, el arrendatario deberá practicar igualmente retención del 19% sobre la renta que tenga que pagar a la sociedad arrendadora.

Así lo establece el artículo 128.6ªa de la Ley del Impuesto de Sociedades.

Te dejo enlace al documento de la agencia tributaria en el que  establece la retención del 19% (es la última fila del documento).

Si crees que esta información te ha sido útil TE PIDO UN FAVOR. Puedes contribuir a que también resulte útil a tus contactos compartiéndola a través de los botones sociales 😉

No olvides que en nuestra sección Archivo Documental encontrarás multitud de contratos y modelos listos para que los utilices.