Blog

Todo sobre arrendamientos y desahucios

Desahucio por precario de un coheredero

Durante el periodo de tiempo que transcurre entre el fallecimiento y el reparto de la herencia puede ocurrir que alguno de los coherederos esté disfrutando del inmuenle y no tenga intención de ceder la posesión con el resto de coherederos. En estos casos, el proceso adecuado para recuperar el inmueble será el desahucio por precario.

Cuando se produce un fallecimiento es posible que la masa patrimonial del fallecido contenga, entre otras cosas, bienes inmuebles.

Esta masa patrimonial debe ser repartida entre los posibles coherederos. Así, hasta que cada lote es asignado a determinados herederos, la masa patrimonial se encuentra indivisa, es decir, sin dividir, y por tanto no se puede repartir.

En el periodo de tiempo que transcurre desde el fallecimiento hasta el efectivo reparto o asignación de bienes a cada coheredero todos ellos son considerados copropietarios de la totalidad del inmueble y, por tanto, todos ellos tienen derecho a poseer dicho inmueble.

En ese lapso de tiempo se pueden producir diversas situaciones problemáticas, si bien una de las más frecuentes es aquella en la que uno de los coherederos se encuentra habitando el inmueble porque así se lo permitió en vida el propietario ahora fallecido, no teniendo éste intención de desalojarlo a pesar de la oposición del resto de herederos.

Pues bien, esta es una situación tratada en varias ocasiones por nuestros tribunales y con una linea jurisprudencial consolidada. Dicha linea establece, siempre que se den las condiciones expuestas a continuación, que el coheredero no puede disponer del inmueble y que el proceso adecuado para desalojar el inmueble es el proceso de desahucio por precario.

Así, las condiciones que han de darse para que se pueda utilizar el proceso de desahucio por precario de un coheredero son las siguientes:

  • Que la herencia esté aún indivisa, es decir, que no se haya hecho la partición de la herencia.
  • Que el coheredero esté utilizando el inmueble de forma excluyente, es decir, sin permitir el uso al resto de coherederos.
  • Que no medie precio a cambio del uso, ya que en ese caso estaríamos hablando de un arrendamiento.
  • Que no se haya prestado el inmueble a ese coheredero durante un periodo de tiempo determinado, ya que en ese caso habría que respetar el pacto alcanzado.
  • Evidentemente, que el coheredero en cuestión no ceda en su empeño y mantenga su postura ante la oposición del resto de coherederos.

Tal y como pude analizar en el post Qué es el precario la situación encaja en el concepto de precario que encontramos en la ley de enjuiciamiento civil, dado que quien ocupa el inmueble lo hace gracias a un consentimiento previo (el del ahora fallecido), lo hace sin mediar precio de por medio, y no hay un plazo determinado para abandonar el inmueble.

Si crees que esta información te ha sido útil TE PEDIMOS UN FAVOR. Puedes contribuir a que también resulte útil a tus contactos compartiéndola a través de los botones sociales 😉

No olvides que en nuestra sección Archivo Documental encontrarás multitud de contratos y modelos listos para que los utilices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros servicios

  • Gestionamos desde el punto de vista legal el desahucio de un inquilino en vivienda de alquiler
    Desahucio express