Blog

Todo sobre arrendamientos y desahucios

No me devuelven la fianza

Publicado el

Si te has repetido varias veces «no me devuelven la fianza», tienes la posibilidad de reclamársela tanto amistosa como judicialmente. Voy a explicarte en que casos puedes exigirle que te devuelva la fianza.

En principio la fianza que el inquilino depositó en manos del arrendador debe ser íntegramente devuelta.

Esta es la norma general.

Sin embargo existen determinadas ocasiones en las que el arrendador no tendrá que devolver toda la fianza o parte de ella.

Por lo tanto, la norma general es que el inquilino tiene derecho a que se le devuelva la fianza pero existen determinados casos en los que no será así.

La fianza se regula en el artículo 36 de la ley de arrendamientos urbanos (LAU).

Pero es un artículo que ofrece muy pocas soluciones a los problemas que normalmente se producen, por lo que son los jueces los que van aportando soluciones con las sentencias que dictan día a día.

Vamos a verlos…

Incumplimientos económicos

El arrendador podrá quedarse con el saldo necesario de la fianza para cubrir los incumplimientos económicos del inquilino.

Dentro de estos incumplimientos entran cualquier pago al que se haya obligado por contrato el inquilino, es decir, renta, recibos de suministros, IBI, comunidad, basura, etc.

Reparaciones

Por lo que respecta a las reparaciones, el inquilino está obligado a costear aquellas que sean necesarias por los daños que él o terceras personas hayan ocasionado con culpa o negligencia.

Esta obligación del inquilino de reparar los daños que se hayan producido por su culpa tiene que convivir con la no-obligación del inquilino de no-reparar los deterioros que sufra el inmueble por el desgaste natural.

Y aquí es donde más fricciones se producen, pues no es sencillo establecer qué es un desgaste natural o que no lo es.

Cómo evitar estos problemas

Es importante que el inquilino preste especial atención al estado de conservación de la vivienda a la hora de entrar a vivir en ella.

Y ese estado de conservación debe quedar plasmado en el contrato o en un anexo.

Todo lo que se haga en este momento serán problemas que se eviten al finalizar el contrato.

Por otro lado, también es necesario que se deje constancia , en el documento de resolución de contrato, del estado en que se encuentra la vivienda a la hora de entregarla nuevamente al arrendador.

Si deseas ampliar información sobre la devolución de la fianza te invito a leer mi megapost Devolución de la fianza en el arrendamiento.

Si crees que esta información te ha sido útil TE PIDO UN FAVOR. Puedes contribuir a que también resulte útil a tus contactos compartiéndola a través de los botones sociales 😉

No olvides que en nuestra sección Archivo Documental encontrarás multitud de contratos y modelos listos para que los utilices.

Y tu… ¿Alguna vez te has visto diciendo «No me devuelven la fianza»?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros servicios

  • Gestionamos desde el punto de vista legal el desahucio de un inquilino en vivienda de alquiler
    Desahucio express