Blog

Todo sobre arrendamientos y desahucios

Prórroga de 6 meses en alquiler en tácita reconducción

Poco se ha hablado de esta cuestión.

Y es que en diciembre de 2022 las cosas han cambiado mucho.

Normativa antigua (Real decreto-ley 11/2020)

El artículo 2 del real decreto-ley 11/2020 (es la normativa que sacó el gobierno para proteger a los inquilinos de las consecuencias del Covid) decía que los inquilinos cuyo contrato de alquiler de vivienda terminaba podían pedir una prórroga de seis meses.

Así tenían un margen mayor para poder buscar nueva vivienda en los momentos más complicados de la pandemia.

Es decir, los contratos de alquiler de vivienda habitual podían durar seis meses más si el inquilino así lo solicitaba.

Pero ojo, la norma solo mencionaba a los contratos sometidos a la ley de arrendamientos urbanos (LAU).

Por tanto, los contratos que ya habían terminado y que se encontraban en tácita reconducción (sometidos al código civil y no a la LAU) no se veían beneficiados por esa prórroga.

Y este beneficio a los contratos sometidos a la LAU duró hasta el 28 de febrero de 2022.

A partir de esa fecha, algunas normas Covid se prorrogaron (como por ejemplo la suspensión de los desahucios), pero por algún motivo el gobierno decidió que la norma de los seis meses tenía que terminar.

Así, los inquilinos cuyos contratos terminaban después del 28 de febrero de 2022 ya no podían pedir que su contrato se prorrogase durante seis meses más, porque la norma había terminado.

Normativa nueva (Real decreto-ley 20/2022)

Sin embargo, el gobierno ha decidido rescatar esa norma.

Es decir, se pretende que los contratos que terminan puedan prorrogarse.

Ahora la norma no viene en el real decreto-ley 11/2020, sino en el Real decreto-ley 20/2022.

Así, el artículo 71 de dicho Real decreto-ley nos dice que los inquilinos cuyos contratos terminan (duración o prórrogas) entre el 28 de diciembre de 2022 y el 30 de junio de 2023, podrán prorrogarse seis meses si así lo solicita el inquilino.

Pero la novedad no está ahí, sino en que la nueva norma permite este beneficio tanto a los contratos de arrendamiento de vivienda habitual sometidos a la LAU (como antes) y a los que se encuentran en tácita reconducción (esta es la verdadera novedad).

Esto dice el artículo 71:

Artículo 71. Prórroga extraordinaria de los contratos de arrendamiento de vivienda habitual.

En los contratos de arrendamiento de vivienda habitual sujetos a la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, en los que, dentro del periodo comprendido desde la entrada en vigor de este real decreto-ley y hasta el 30 de junio de 2023, finalice el contrato o el periodo de prórroga obligatoria previsto en el artículo 9.1, o el periodo de prórroga tácita previsto en el artículo 10.1, ambos artículos de la referida Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, o la prórroga por tácita reconducción establecida en el artículo 1566 del Código Civil, podrá aplicarse, previa solicitud del arrendatario, una prórroga extraordinaria del plazo del contrato de arrendamiento de seis meses desde la fecha de finalización, durante la cual se seguirán aplicando los términos y condiciones establecidos para el contrato en vigor.

Por tanto, ahora un inquilino cuyo contrato esté sometido a la LAU o bien que se encuentre en tácita reconducción (sometido al código civil), podrá pedir esa prórroga de seis meses.

Como nota importante, los contratos de alquiler beneficiados serán los de vivienda habitual (estén sometidos a la LAU o al CC), pero no se benefician los contratos de temporada, los de locales, etc.

¿Dudas en esta materia?

Veremos a ver lo que dicen los tribunales, pero para mí la norma es clara. Antes no se beneficiaban los contratos en tácita reconducción y ahora sí.

Nuestros servicios

  • Gestionamos desde el punto de vista legal el desahucio de un inquilino en vivienda de alquiler
    Desahucio express