Blog

Todo sobre arrendamientos y desahucios

Suspensión de los desahucios por vulnerabilidad del inquilino

Suspensión de los desahucios por vulnerabilidad del inquilino

El Real Decreto-Ley 37/2020 de 22 de diciembre de 2020 que regula la suspensión de los desahucios por vulnerabilidad del inquilino, ha modificado el artículo 1 del Real Decreto-Ley 11/2020.

Es la última modificación hasta el momento en esta materia.

Por tanto, por lo que respecta al incidente de suspensión de los desahucios por parte de los inquilinos, la situación está a fecha de hoy del siguiente modo…

Qué procesos de desahucio se pueden suspender por vulnerabilidad del inquilino?

Los procesos de desahucio que se pueden suspender son los de desahucio por impago de rentas y/o suministros, y los de desahucios por expiración de plazo, cuyos contratos de arrendamiento estén sometidos a la ley de arrendamientos urbanos (LAU).

Por tanto, los contratos sometidos al Código civil no se pueden suspender por vulnerabilidad.

¿durante cuánto tiempo se puede suspender el proceso?

El proceso puede estar suspendido como máximo hasta la finalización del actual estado de alarma, es decir, hasta el 9 de mayo de 2021.

Incluso aunque el proceso ya hubiera estado suspendido por plazo de un mes por vulnerabilidad social en base al artículo 441.5 LEC., podrá pedirse de nuevo la suspensión extraordinaria hasta el 9 de mayo de 2021.

¿Quién pide la suspensión del proceso?

La tiene que pedir el inquilino o su abogado

¿Cuándo pedir la suspensión?

El inquilino puede pedir la suspensión antes del 9 de mayo de 2021, independientemente de la fecha en que haya empezado su proceso de desahucio (antes o después del 23-12-2020).

E incluso aunque ya haya pedido una suspensión por este motivo en base al artículo 441.5 LEC, puede pedir que la suspensión ya concedida se prorrogue hasta el 9-5-2021. Pero si ya terminó la suspensión por ser declarado vulnerable también el arrendador, entonces no se podrá volver a suspender.

¿Cómo se pide la suspensión del proceso de desahucio?.

El inquilino debe aportar la documentación que acredite que se encuentra en alguna de las situaciones de vulnerabilidad recogidas en las letras a) o b) del artículo 5 del real decreto-ley 11/2020 de 31 de marzo.

Para ello debe aportar la documentación exigida en el artículo 6.1 de dicho real decreto-ley 11/2020.

El incidente de suspensión de los desahucios por vulnerabilidad del inquilino

Una vez que el inquilino presenta su documentación debe pedir que se suspenda el proceso de desahucio.

A continuación el juzgado manda escrito al demandante (arrendador) y le concede 10 días para que diga si él también quedaría en situación de vulnerabilidad en caso de que se suspenda el proceso.

Y una vez que el juzgado recibe dicho escrito del arrendador, se da traslado a los servicios sociales la documentación del inquilino (y la del arrendador si también ha dicho que es vulnerable).

Los servicios sociales deben emitir informe en el plazo máximo de 10 días (aunque suele tardar bastante más).

En dicho informe habrán de pronunciarse los servicios sociales acerca de si el inquilino (o el arrendador) es vulnerable, así como de las medias que ha de aplicar la administración competente para paliar esa vulnerabilidad.

Finalmente, a la vista de la documentación aportada por las partes y del informe de servicios sociales, el juez dictará auto ordenando la suspensión del proceso.

Pero si el juez decide que no hay situación de vulnerabilidad (o que la del arrendador es peor que la del inquilino) el proceso no se suspenderá y continuará adelante.

Pues nada más. Espero que te haya sido de utilidad este post 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros servicios

  • Gestionamos desde el punto de vista legal el desahucio de un inquilino en vivienda de alquiler
    Desahucio express